8/2/11

Reproches


Cuando te di el borrador de mi libro, esperaba que lo leyeras. Pasé noches imaginando que lo hacías, que lo tachabas impasible y apuntabas notas en los bordes, que te dabas prisa para encontrarnos pronto y emborracharnos juntos y hablar de él hasta el amanecer.

Pero ya pasaron años, y nunca me dijiste nada.

Supe que le dijiste a algunos amigos que el libro era intragable.

Emmanuel Freeman.

1 comentario:

  1. estimado amigo, he recibido tu comentario, de nuevo me sumerjo en aguas de poesia, para aprender a nadar con nuevos matices, si terra promessa, se tardo casi diez años, seguro que mi nuevo proyecto sabra igual que yo tener paciencia.
    Bien dices, no estoy satisfecha, y el ansia por escribir, me desborda aveces,...pero soy paciente..

    ResponderEliminar

Deja tu signo