25/7/10

El Hombre de Negocios se despide de su amante


Por un momento estuve a punto
de quitarme este performance
mi antifaz de éxito y estabilidad
para decirte que me siento pequeño
en la dulce pequeñez de tu cuerpo
que a veces siento miedo
y no puedo dormir
sin la luz encendida.

Pero ahora veo claramente
ahí están mis hijos, mi mujer y mi madre
ahí están mis empleados y los socios
que nunca me han visto vulnerable

Mañana tendré que despedirte

Germán Hernández.


11 comentarios:

  1. Cierto, el "personaje" de este poema es un cretino. Buen trabajo Guega, muy bien.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Buena esta secuencia de poemas del hombre de negocios. Espero verla completa.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Ironía. Me ha gustado mucho.
    Pasaba a saludarte y a agradecerte tus visitas. Andaba muda. he vuelto a escribir.

    ResponderEliminar
  5. Un blog se alimenta de comentarios como nosotros de besos... te escribo esperando el tuyo desde mi alma a los besos...

    ResponderEliminar
  6. es un juego de poder sin duda, bien jugado! inmoral, sin duda, normal dirán otros.

    ResponderEliminar
  7. Me gustó mucho, preciso,ironico, con contenido, y muchas realidades sociales en unos pocos versos...Saludos!!

    ResponderEliminar
  8. estimado amigo, siempre es un gusto pasar por tu blog, me ha gustado mucho esto que he leido, ...mucho que meditar
    como siempre te invito a mi blog, que en buena hora hay material nuevo luego de un breve retiro, para quitarme algunos "vicios" y ahora que hecho bien lejos la cotona, ando de vuelta..te espero

    ResponderEliminar
  9. Queridos amigos y amigas... siempre es grato recibir su visita y su cálida presencia.

    Han pasado tantas semanas lejos de aquí, (aclaro que no por asuntos de negocios) pero aquí estamos de vuelta otra vez y con la promesa de pasar a visitar sus casas...

    Un saludo fraterno

    ResponderEliminar

Deja tu signo