17/7/15

Parábola del cazador de dinosaurios





Cada mañana al despertar, el cazador de dinosaurios cree que los dinosaurios siguen ahí. Ve dinosaurios en todas partes y cuando los encuentra los persigue y les dispara sin descanso.

El cazador de dinosaurios es beligerante, y advierte a sus semejantes sobre la terrible amenaza:

- Si ve a un dinosaurio no le hable, no le ayude, no le crea, huya o mátelo.

Pero nadie le hace caso, pues todos saben que los dinosaurios están extintos como él.

Germán Hernández

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu signo