9/9/19

Defensa cerrada – Petros Márkaris




No, el título no hace referencia al ajedrez, sino al futbol (y vaya que la selección griega masculina de fútbol sabe de eso). Esta novela de Márkaris supone la segunda entrega de la saga del teniente Jaritos Kostas[1], un policía honesto, perro de traba y obstinado en su trabajo, hombre conservador, pragmático, de hogar, machista, misógino, racista, xenófobo, reaccionario, en fin, un hijo del vecino, y por eso y por todo, Márkaris construye un personaje auténtico, y al que finalmente podemos extender licencia a sus muchas flaquezas, y conmovernos ante sus muchas fortalezas, que las tiene.

Nuestro detective griego vive y sufre en su Atenas sofocante, que hiede a basura por la huelga de recolectores, que hiede peor por los aguaceros de invierno, que hiede todavía más por las abrumadoras presas en sus calles colapsadas, nada que ver con la Atenas turística y llena de insondables reminiscencias a la filosofía y el origen de occidente, o sí.

Algo que nos llama la atención en las novelas de Márkaris, es la manera descarada en que logra hacer coincidir las tramas y subtramas en una cadena de coincidencias casi inverosímil, en el caso de esta novela el muerto desenterrado por un terremoto en una isla del Egeo mientas Kostas disfruta o sufre sus vacaciones estará directamente relacionado con el caso de homicidio de un empresario ateniense que espera a la vuelta de sus vacaciones. Eso sí, el autor sabe construir una trama negra con rigurosidad y sin decepcionar a los lectores fanáticos del género.

Me cae mal Kostas, pero conmueve, amo su miedo a los médicos, su pasión por los diccionarios y su devoción por su Fiat 131 Mirafiori, viejo gruñón que se vuelve osito de peluche ante su hija y los tomates rellenos de su mujer; el súbito desenlace de esta novela nos obliga a seguir la saga, no se le ocurra al autor dejarnos conformes con ese último párrafo de la novela, canalla, cuando ya casi casi amábamos a su bruto detective.

Por otro lado, la maestría e intuición anticipatoria de Márkaris en sus novelas son bofetadas al optimismo ingenuo. Defensa cerrada nos obliga a pensar en lo inútil de un sistema que funciona bien.

Pétros Márkaris

Si te interesa este libro, aquí te dejo un link para que lo podás descargar y leer en formato epub: Defensa Cerrada - Petros Márkaris.

Germán Hernández.


[1] Defensa cerrada, 1998 (Άμυνα ζώνης), Ediciones B, 2001; traducción de Ersi Marina Samará Spiliotopulu; ISBN 84-666-0384-0, 978-84-666-0384-3 (reeditada por Tusquets en 2008, ISBN 978-84-8383-109-0).



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu signo