31/3/11

Corto Circuito - Laura Fuentes




Corto circuito
  
            Ojalá se pudiera escoger el trabajo. Es decir, ese que permite pagar la renta, un par de comidas diarias y los estudios. Ojalá también pudieran escoger su trabajo quienes además de la renta, deben pagar la escuela de sus hijos. Como rara vez es posible, un ingeniero industrial termina haciendo el mantenimiento eléctrico en una cadena de supermercados lejos de su país de origen, bajo la mirada inquisitiva de un supervisor, quien le recuerda calladamente, que su tez es aceituna y su rostro poco se diferencia de la mayoría de los retratos de terroristas buscados por la Interpol.

            Dado que Hafid habitualmente atiende los problemas eléctricos de un supermercado en un barrio chic de París, tiene la costumbre de ser tratado por los clientes de forma tan indiferente como la góndola del papel higiénico. Lo sabe y ya no le importa. Sin embargo, algunos pocos le saludan y él responde amablemente, sobre todo, si como él, tienen un rostro proclive a hacer vibrar las alarmas de los aeropuertos. A veces se equivoca, confunde mexicanos con marroquíes y andaluces con persas, pero con un guiño cómplice tiende a ganarse una sonrisa del cliente interpelado erróneamente.

            Aprendió de electricidad de chico, su padre, menos afortunado  –aunque cuando lo dice hace un silencio casi imperceptible-, no realizó estudios superiores y reparaba las averías eléctricas en el pueblo. Hafid le acompañaba al salir de clases, así se fue familiarizando con los cortos circuitos, pues según él, su padre era un poco gafe, afortunadamente el pequeñín le prestaba su ayuda en aquellos trances.

            En este momento, por lo general el cliente recuerda el motivo de su visita al supermercado, corta la conversación al superdotado electricista y sigue con su lista de compras, so pena de generar un corto circuito dando a Hafid la oportunidad de mostrar su pericia en la materia. La clientela viene y va, él termina su horario de trabajo en este lugar donde es posible pagar hasta un euro con tarjeta de crédito, y toma un tren hacia un apartamento de quince metros cuadrados, donde vive con su esposa y sus dos hijos.

            Hoy el sol brilla lujuriosamente pese al invierno. Hace dieciocho días en una plaza abarrotada de gente en su país natal, una multitud clama por un cambio. Hay muchas personas más jóvenes que Hafid, han estudiado más y aspiran a tener aunque sea un empleo de electricista. También quisieran poder decirlo libremente; como Hafid cuando despotrica en el subterráneo sobre el presidente del país donde vive.

            -¡Cuánta esperanza nos ha generado Túnez!-, se deja escapar en tanto trabaja, o al menos lo pretende, con un audífono mal disimulado siguiendo los acontecimientos en el Cairo, mientras con el otro oído capta la señal electroacústica del supervisor que merodea el área. Una gentil cajera colombiana le señala el pobre disfraz de su aparato, y él, agradecido, se lo ajusta para no dar lugar a una reprimenda verbal, causa posible de despido.

            Es entonces, porque la historia toma siglos nutriéndose de actos y de memoria, pero se gesta apenas en segundos, que Hafid salta, grita como si declamara, se inclina arrodillado a llorar rezando o a murmurar  cantando palabras incomprensibles; nadie las entiende mas a todos conmueven.

            En este barrio chic se encuentran la mayoría de las embajadas de las nacionalidades que pululan en los puestos del supermercado, de la limpieza y de la construcción inmobiliaria en París. Ahí, una soleada tarde de febrero mientras el presidente de Egipto durante los últimos treinta años anunciaba finalmente su renuncia, un egipcio loco de felicidad abrazaba franceses, colombianos, andaluces y hasta costarricenses, celebrando con lágrimas el avenir de su país y el oficio de su padre; la generación de cortos circuitos. 


Laura Fuentes Belgrave. Nació en Costa Rica el 19 de diciembre de 1978, pero parte de su espíritu fecunda con su sangre la tierra de Guatemala. Como tantos otros, tiene un alma escindida a la espera de justicia.

En el campo académico, cursa el Doctorado en Sociología en l’École des Hautes Études en Sciences Sociales (EHESS), tiene una Maestría en Estudios Latinoamericanos de la Sorbonne Nouvelle, Paris III (IHEAL), así como una Licenciatura en Periodismo de la Universidad de Costa Rica.

Ha trabajado como periodista, promotora cultural e investigadora. Tiene publicados un libro de poesía y otro de cuentos. También ha publicado poesía, cuento y ensayo en antologías y revistas de Costa Rica, México, Guatemala y Francia.

Ha Publicado:

Libros:

Cementerio de Cucarachas. Editorial de la Universidad de Costa Rica, San José. 2006 (cuento)
Penumbra de la paloma. Ministerio de Cultura, Juventud y Deportes, Dirección General de Cultura, Dirección de Publicaciones. Programa de Fomento a la Lectura, San José, Costa Rica. 1999 (poesía)
           
Obra en antologías de cuento:

Historias de nunca acabar. Antología del cuento costarricense. Comp. Juan Murillo y Guillermo Barquero, Editorial Costa Rica, San José. 2009
Cuentos del San José Oculto. Otra vuelta de tuerca. Ediciones Andrómeda, San José, Costa Rica. 2007
Melocotones sin almíbar. Antología. Comp. Dorelia Barahona, Editorial Lumbre, San José, Costa Rica. 2005

Obra en antologías de poesía:

Noches de poesía en el farolito. Una mirada a la poesía costarricense en el 2007. Ediciones Perro Azul, San José, Costa Rica. 2007
Trilogía Poética de Las Mujeres en Hispanoamérica: Rebeldes. Edit. y comp. Leticia Luna, Universidad Nacional Autónoma de México, D.F. 2004
Poesía Erótica Costarricense. Antología. Ediciones Perro Azul, San José, Costa Rica. 2003
Poesía de fin de siglo Nicaragua-Costa Rica. Antología.  Ediciones Perro Azul, San José, Costa Rica. 2001 



Puede descargar la versión en PDF de este texto aquí: Corto Circuito - Laura Fuentes

Para publicar en la Convocatoria Permanente de Narrativa

Síga las publicaciones y comentarios de la Convocatoria Permanente de Narrativa en Facebook
_________________________

¿Desea mejorar la calidad literaria de su obra?

Más información aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu signo