20/9/11

30 Libros: 12. Una Biografía - Memorias - Ernesto Cardenal


Motivado por una entrada aparecida en el blog "Jacintario" de la escritora Jacinta Escudos, que se llama 30 libros, me interesé por este curioso reto que surgió en el blog del mismo nombre "30 Libros", que consiste en recomendar un libro cada día, durante treinta días, siguiendo el esquema propuesto. Vamos a intentarlo...


12. Una Biografía - Memorias - Ernesto Cardenal


Las memorias de Ernesto Cardenal, publicadas en tres tomos, Vida Perdida, Las Insulas Extrañas y La Revolución Perdida, son el testimonio de un hombre, de un sacerdote, de un poeta, de un revolucionario. Pero también son el testimonio de un Pueblo: Nicaragua, de un proyecto: la Teología de la Liberación, de una revolución: La Sandinista.

Por muchos motivos personales, Ernesto Cardenal es mi más querido poeta nicaragüense, desde su juventud nos narra su encuentro con el amor y la poesía, llegamos a suspirar por aquellas muchachas que inspiraron los epigramas, nos sentimos parte de sus juergas con Carlos Martinez Rivas, sentimos casi envidia por su vocación, Cardenal parece un hombre que ha logrado prácticamente todo en su vida, y sus experiencias como novicio, su testimonio de conversión y su profunda convivencia con Robert Merton.

Más adelante su proyecto de comunidad en la Isla Mancarrón en el lago de Nicaragua, la construcción de un cristianismo como el más encantador experimento en las condiciones más perfectas, donde se fue forjando el exteriorismo poético de Cardenal, el primitivismo pictórico entre campesinos y pescadores, la amistad profunda con ese gran poeta Coronel Urtecho.

Hasta los años del proceso revolucionario, cuando la inspiración y determinación de un pueblo y la inmensa solidadaridad de los pueblos vecinos cuajaron un sueño difuso y complejo, la Revolución Sandinista, la multitud de niños y mujeres y hombres transformados súbitamente en héroes, arrancados de una cotidianidad y luego asumiendo acciones de un transfondo épico y trascendente; luego aquellos primeros años de revolución, las campañas de alfabetización y de alguna manera "poetización", luego la piñata.

Con estas memorias, se decantó mi amor por el pueblo nicaragüense, se purificó mi identidad y me involucró definitivamente en la literatura. 

De alguna manera leer estas memorias que tanto me conmueven todavía, es recorrer la historia de Nicaragua, la historia de la poesía nicaragüense, con un dejo de nostalgia purificada, sin amargura, y una profunda fe donde ...el que pierde su vida por mi, la salvará Lucas 9.24.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu signo